jueves, 4 de abril de 2013

Errores a evitar: sustantivo + a + infinitivo

Uno de los errores a evitar en el uso correcto del lenguaje es la expresión proveniente del francés "sustantivo + a + infinitivo": temas a tratar, problemas a resolver, errores a evitar. Veamos en qué casos es correcto usar esta construcción y en qué casos no lo es.

---------

Uno de los errores a evitar en el uso correcto del lenguaje es la expresión proveniente del francés "sustantivo + a + infinitivo": temas a tratar, problemas a resolver, errores a evitar. Y su uso está tan extendido que ya es casi imposible ver escrita la estructura correcta.

Ir a la noticia
¿Y por qué, me dirán ustedes?

Fundamentalmente porque es un calco del francés, idioma en el que estas estructuras sí son correctas.
Pero no lo son en castellano, que tiene sus propias construcciones.

La propia RAE advierte en su web:
"Estas estructuras, provenientes del francés, suelen considerarse inelegantes y normativamente poco recomendables.
Sin embargo, en determinados ámbitos (en especial, el económico, el administrativo y el periodístico) han alcanzado una extensión notable, debido a su brevedad.
Aunque se admite su empleo en determinados contextos (cantidad a ingresar, temas a tratar, problemas a resolver, etc.), no debe olvidarse que en muchas ocasiones su uso es superfluo y, por consiguiente, resulta preferible evitarlo"

Dicho lo cual, el Dicionario Panhispánico de Dudas, se extiene en detalles y explica en qué casos es correcto usar esta construcción y en qué casos no lo es. Veamos:

Estas estructuras sintácticas son calcos del francés y su empleo en español comenzó a propagarse en el segundo tercio del siglo XIX.
En el ámbito de la economía están ya consolidadas expresiones como cantidad a ingresar, cantidad a deducir, que permiten, incluso, la omisión del sustantivo: A ingresar: 25 euros.

Son frecuentes en el terreno administrativo y periodístico expresiones idénticas a las anteriores, como temas a tratar, problemas a resolver, ejemplo a seguir, etc.
Estas construcciones resultan más breves que las tradicionales españolas: problemas que hay que resolver, ejemplo que se debe seguir, etc.

Su uso es especialmente frecuente cuando funcionan como sujeto o como atributo en oraciones copulativas: Los temas a tratar son dos; Esas son las cuestiones a dilucidar.

En español solo son aceptables en algunos casos, por lo que se recomienda tener en cuenta las siguientes orientaciones generales:
a) Si la preposición a admite su sustitución por las preposiciones por o para, o el relativo que, sin que sea necesario cambiar la estructura de la construcción y sin que cambie el significado, debe desecharse la construcción galicada
Tenemos dos asuntos a tratar (mejor Tenemos dos asuntos que tratar); 
No hay más asuntos a discutir (mejor No hay más asuntos que/por/para discutir). 
Con respecto al uso de por en lugar de a, es necesario señalar que la construcción con por posee un matiz significativo adicional; así, no es exactamente lo mismo cantidad por pagar que cantidad a pagar: cantidad por pagar es ‘cantidad que queda todavía por pagar’, e implica que se han satisfecho otros pagos anteriormente, mientras que cantidad a pagar es, simplemente, ‘cantidad que hay que pagar’.   
b) El verbo en infinitivo debe ser transitivo, pues en tales construcciones el infinitivo tiene valor pasivo; por tanto, no son admisibles oraciones como 
El lugar a pelear será las Vegas (pues no se dice pelear un lugar, sino en un lugar); 
La cuestión a hablar en la reunión es de escasa importancia (pues no se dice hablar una cuestión, sino de o sobre una cuestión). 
c) El infinitivo debe estar en forma activa, pues, como ya se ha indicado, los infinitivos de estas construcciones ya tienen valor pasivo: 
El tema a ser tratado presenta dificultades (correcto: El tema a tratar
d) Son normales estas construcciones con sustantivos abstractos como asunto, tema, ejemplo, cuestión, aspecto, punto, cantidad, problema y otros similares, y con verbos del tipo de realizar (se evita hacer por razones de cacofonía con la preposición a: tareas a hacer), ejecutar, tratar, comentar, dilucidar, resolver, tener en cuenta, considerar, ingresar, deducir, desgravar, descontar, etc. 
Pero no deben extenderse a otro tipo de enunciados, con otros verbos en infinitivo y con sustantivos que no sean abstractos: 
Los ladrillos a poner están en la furgoneta; Los libros a leer se encuentran en la mesa
e) Por último, no hay que olvidar que, en muchos casos, su uso es superfluo y, por tanto, evitable; así, en una oración como Pedro es un ejemplo a seguir para todos nosotros, la secuencia de infinitivo a seguir es prescindible: Pedro es un ejemplo para todos nosotros.

Hala pues. A evitar…

25 comentarios:

  1. Tu todavía no te has enterado de que lo que es correcto o no en una comunidad lingüística no es lo que dice la RAE sino aquello que utilizan los hablantes de dicha comunidad. Ya va siendo hora de que los filólogos se vayan convirtiendo en lingüistas y se dediquen a estudiar el lenguaje que se habla. En el mundo de las preposiciones, 200 Km. son un mundo. ¿Quién ha dictaminado que una lengua no puede coger vocabulario o estructuras gramaticales de otra lengua? ¿La RAE?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho que lo nieguen los hablantes, un borrico seguirá siendo un borrico.

      Eliminar
    2. Opino de que deberíamos de saber hablar correctamente. Yo de mayor quiero ser diputao, y esto está bien porque lo dice el Presidente del Gobierno. Diputao, diputao, bacalado de Bilbado. Así es mucho mejor ¿a que sí?. Y al primero de la RAE que venga a decirme que esto está mal hablao se va calentito a casa.

      Eliminar
    3. Pues ya podrías empezar por ti. "Deber de" indica duda, si quieres expresar obligación deberías escribir "deber" + infinitivo.

      Eliminar
  2. ¡Claro! ¡Cuán incorrecta son estas expresiones! Deberíamos prohibir cosas como CD-ROM y adaptarlo al castellano antiguo con expresiones como "cederrón" (acabado en N, no sea que no se note que hablamos en castellano).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que está claro es que el PUEBLO no importa los galicismos. Quienes los importan son los pedantes semicultos y ellos lo van extendiendo al resto de la población. No me imagino a un campesino andaluz usando construcciones del francés por su propia iniciativa.

      Eliminar
  3. No tenía ni idea, siempre lo consideré correcto. Está bien saberlo, aunque está tan arraigado que dudo que pueda evitarlo.

    Gracias por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su uso está muy extendido entre la gente dedicada a temas políticos, sindicales, y de gestión en general, y a los que las formas de expresión les suelen importar una higa, pero que en las formas de la política se la cogen con papel de fumar. Son gente que van a lo que van, no a hacer las cosas bien.

      Eliminar
  4. "su empleo en español comenzó a propagarse en el segundo tercio del siglo XIX." ¿No querrá decir entonces que ya está incorporado al uso idiomático ordinario? Qué manía tenemos con la norma prescriptiva y con decir a los hablantes cómo tienen que hablar. Si ya lleva casi 200 años usándose, será que lo hemos asumido como válido, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces podemos incorporar "fregoneta" y "arradio" al diccionario.

      Eliminar
    2. Y diputao, que Rajoy lo dice mucho.

      Eliminar
    3. Sólo cuando "fregoneta" y "arradio" lo digan la mayoría de los hablantes.

      La RAE no es normativa. La RAE recoge usos.

      Eliminar
  5. Esto ya me parece de talibanes del español. Les diría que los idiomas están para comunicarse, por un lado, y que los lenguajes evolucionan gracias al uso que de ellos hacen sus hablantes. Si no fuera por eso todavía hablaríamos en latín. Y, sinceramente, prefiero decir "sandwich" que "emparedado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo correcto es "changüi". Y ni el latín ni otros idiomas tienen nada de malo, así que espero que saques buena nota en el British Institute.

      Eliminar
    2. Amí me gustan los sangüis de jamón y queso.

      Eliminar
  6. Muy interesante. Gracias por el post.

    ResponderEliminar
  7. La RAE no dicta las normas del lenguaje, la RAE debe recoger los usos y costumbres del lenguaje, en definitiva, la RAE no innova, es la gente y la RAE lo refleja.

    ResponderEliminar
  8. Pues anda:

    "En el ámbito de la economía están ya consolidadas expresiones como cantidad a ingresar, cantidad a deducir, que permiten, incluso, la omisión del sustantivo: A ingresar: 25 euros."

    Vas y pones como ejemplo uno que comete exáctamente el mismo error. A ingresar: sustantivo comete la misma falta, colocar la preposición "a" delante del verbo con la caprticularidad de haber recolocado el sustantivo al final. Quizá "Por ingresar"....

    Y que conste... menuda patochada todo. Si la defensa a ultranza del idioma hubiese existido, estarías hablando en latín romano preimperial (o en algún extraño estilo de gruñidos, no sé). La extensión y formalización lingüistica viene acompañada de dos procesos fundamentales: la creación de mercados editoriales tras la aparición de la imprenta y la necesidad de unificación nacionalista que unificase el territorio mediante una unificación de las formas de pensamiento. Además de hacer que lo que hablaba la burguesía fuese distinto de lo de la escoria, por descontado. "texto a leer": "Language and Power: Exploring Political Cultures in Indonesia" de Anderson

    ResponderEliminar
  9. Si cada uno se inventa sus normas ... ¿Babel? ... yo creo que el mal uso en muchos casos no es porque lo use mucha gente, es porque lo usan los periódicos, los políticos, etc. (es decir: unos pocos que posiblemente usan muy mal el lenguaje) pero con tal repercusión que parece que lo usamos todos y al final se extiende por eso: porque unos pocos con voz lo extienden indiscriminadamente

    ResponderEliminar
  10. Por cierto, a todos los que dicen que la RAE debe adaptarse ... ¿incorporamos la RAE todo lo que se suelta por el "guasap" y derivados? posiblemente hay muxas xprsions muy usdas ¿o ke?

    ResponderEliminar
  11. La lengua española debe prepararse para un porvenir global y sin fronteras, en un derecho histórico surgido de su vitalidad. Gabo dixit. Sin fronteras incluye a los gabachos. Pongamoselo facil, que en la ONU vamos a sustituir al Francés, y si usamos alguna de sus estructuras, les resultará mas facil aprenderlo.

    ResponderEliminar
  12. Por algo el "DERECHO A DECIDIR" es totalmente incorrecto, y no se debe de consentir.

    ResponderEliminar
  13. En este caso estoy de acuerdo que muchas son construcciones forzadas pero se acabarán aceptado. Además también concuerdo que la RAE no es una autoridad digna de decir como hablamos el español.

    ResponderEliminar
  14. Joé, vaya bronca le habeis montado al pobre bloguero por explicar de una manera por cierto clarísima una cuestión técnica. Y luego que cada cual haga lo que le pida el cuerpo, leches. Estoy contigo bienhablao!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...