jueves, 19 de septiembre de 2013

Libros y libras; panes y penes: fariseos gramaticales

Ibarretxe y su "los vascos y las vascas"; Xavier Trías y los "barcelonins i barcelonines"; Bibiana Aído y los "miembros y miembras"; el locutor que habla del número de "perros y perras" de Barcelona; Felipe González y su "compañeros y compañeras"; ahora, Maduro con su entrega de "Libros y libras".

--------

Dice Quim Monzó en su columna de hoy de La Vanguardia, titulada "El sexo de los libros", que Nicolás Maduro se ha convertido en un icono de la retórica por su forma de hace discursos.

Y lo dice en referencia a una de sus últimas apariciones, con motivo del comienzo del curso escolar en Venezuela:
Vamos a prepararnos, ya saben, para el lunes, para empezar las clases, para llevar a nuestros niños, niñas, a la escuela. El lunes vamos a entregar, vamos a empezar la entrega ¡de treita y cinco millones de libros y libras!
Si no me creen, escúchenle a él mismo, porque no habla de la moneda de curso legal en las Islas Británicas:



Al día siguiente, le echa la culpa a la derecha estúpida, por no entender nada:



Es en este segundo discurso en el que se demuestra la afirmación anterior de Monzó.

Es evidente que es un provocador: Como dice una comentarista en Nueva equivocación de Maduro
lo hace a propósito para dar que hablar y evitar que la gente se dé cuenta de lo que pasa en el país. Y añade: "no creo que la brutalidad de una persona llegue a tanto".


Yo creo que sí llega a tanto, pero a toro pasado, es fácil reaccionar y construir un discurso para seguidores cautivos.

Monzó se pregunta si los libros tienen sexo, un poco al estilo de los ángeles.

Y si les cuento todo esto es porque en el último párrafo de la columna de Monzó me parece definitorio:
"…Prometer "libros y libras" es otro nivel. Es la obsesión de los amantes del fariseísmo gramatical por invertarse una lengua de laboratorio y así simular, a base de confundir deliberadamente sexo y género, que son muy igualitarios.

Es Ibarretxe hablando de "los vascos y las vascas"; es Xavier Trías hablando de "barcelonins i barcelonines"; es la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, hablando de "miembros y miembras"; es aquél locutor que hace unos años habló del número de "perros y perras" que había en Barcelona.

En 1993 Felipe González ganó las elecciones con menos escaños que en las anteriores. Fue cuando dijo aquella famosa frase: "he entendido el mensaje". Pues bien, aquel discurso, que comenzó con el inevitable "¡compañeras y compañeros!", lo remato con "espero que todos sepan aceptar el resultado con la hombría de bien que exige la democracia".

¡El mismo individuo que utilizaba "compañeros y compañeras" utilizaba poco después "hombría"!

Han pasado 20 años y los fariseos gramaticales son ya legión".

--------
Les dejo el escaneado del artículo completo por si quieren leerlo completo; en especial, el párrafo que menciona otro discurso de Maduro en el que, hablando de educación, aseguró que había que ir colegio por colegio, multiplicándose, "así como Cristo multiplicó los penes"…

Sí, sí, han leído bien. Aunque no creo que haya que ir más allá del lapsus linguae.

Ha merecido la pena el 1,30 euros que he pagado por el ejemplar; desgraciadamente, en este momento, no hay versión digital. Solo está accesible para suscriptores.

Edito: Gracias a un amable comentarista, también les dejamos el "desliz" de los penes, en boca de su protagonista:

3 comentarios:

  1. Me parece que Ud. tiene un serio problema con los líderes latinoamericanos. Podrá escudarse en que también hace alusión a líderes de su nación (o naciones), sin embargo Ud. sabrá mejor que yo que el "grueso" de la información que se transmite en medios como estos aparece en los titulares y en los soportes audiovisuales. Así Ud. menciona dos veces lo concerniente a su país, mientras que en el resto de su escrito se dedica defenestrar lo dicho por líderes latinoamericanos como Maduro. Mire bien, algo similar sucede en "O te dedicas a hacer política o te dedicas a leer", en donde el grueso de las críticas recaen sobre los líderes latinoamericanos, mientras que una pequeña porción (expiatoria por cierto) se dedica a su la clase política. Aprecio enormemente sus Desequilibrios, pero no me parece justo como latinoamericano que se nos señale de esa manera. Recuerde que poetas como César Vallejo, precursor de fariseísmos como los que Ud. denosta, no solo enriquecieron nuestra lengua común a través de su poética, sino que lucharon codo a codo en la guerra civil que aconteció en su país a principios del siglo pasado. Es testigo de lo anterior, por ejemplo, su libro "España, aparta de mí este cáliz". Un saludo de un hermano argentino a otro hermano español.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Aioria90: comparto su valoración sobre César Vallejo (y otros muchos, qué duda cabe).
      Desde este blog hemos "repartido" a todos aquellos que han hecho y hacen un uso abusivo del lenguaje, por incorrecto, por populista o, simplemente, por incomprensible.
      Si aparecen en primera persona nombres como Maduro o Peña Nieto es por una cuestión de actualidad y de repercusión mediática e influencia social.
      Y, le aseguro, no pretendo ser en absoluto expiatorio con mis conciudadanos; todo lo contrario: es intolerable.
      Sin embargo, nadie en España ha hecho una encuesta a los políticos sobre 3 libros que les hayan marcado y que haya arroajado unos resultados como los de México.
      El caso de Maduro es un poco especial, porque él explota conscientemente esa faceta "divulgadora" y aquí nos hecemos eco de todos sus movimientos, por irrelevantes que sean. Así que, en el fondo, estamos beneficiendo su estrategia.

      Gracias por sus comentarios y su valoración.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...