lunes, 7 de octubre de 2013

"Me cago en los muertos de todos los putos literarios"

"No hay peor manera de joder el bachillerato a un pobre estudiante de tan solo 17 años que no es capaz de entender ni una sola de las ''palabras'' que aparecen escritas teniendo además que completar la maldita lectura con su correspondiente examen y trabajo con el cual se juega el curso y con el su futuro".

----------

Hace ya bastantes meses nos hicimos eco de una lista, de las muchas que se publican en diferentes medios y con diferentes excusas, sobre los 100 libros de la Literatura Española del siglo XX

La entrada recibe un número razonablemente alto de visitas todos los meses, suponemos que de estudiantes en busca de información sobre autores, obras, resúmenes, referencias… que les ayuden en sus tareas académicas.

Siempre son visitas anónimas, pero, ayer, un visitante se atrevió a dejar su opinión, no solo sobre la lista, sino sobre la idoniedad del estudio de la literatura en general y sobre las dificultades que le acarrea.

Este fue su comentario:
"Yo me cago en los muertos de todos los putos literarios de los cojones que con su mierda de escritura nos joden cada generacion desde nuestros abuelos hasta los nietos de mis hijos.
No hay ni dios que pueda leer una de sus malditas obras y entender una mierda de lo que vocalizan y maaaal porque encima ni viendote la puta representacion en forma de pelicula puedes ser capaz de entender de que trata la condenada obra.
No hay peor manera de joder el bachillerato a un pobre estudiante de tan solo 17 años que no es capaz de entender ni una sola de las ''palabras'' que aparecen escritas teniendo además que completar la maldita lectura con su correspondiente examen y trabajo con el cual se juega el curso y con el su futuro".
No tengo más datos sobre el lector y su filiación que los que él mismo plasma en su comentario.

Pero aquí les dejo su parecer, sin hacer juicios de valor. Quizá si el comentarista lee este apunte tenga a bien matizar o justificar un poco más su acerada y vehemente opinión.

O quizá algún docente se atreva a aplacar los ánimos de nuestro lector; o, mejor, explicarle en qué consiste la educación y la cultura en general.
O, simplemente, el siginificado de una de esas palabras que, seguramente, declara no comprender: constreñir, pero aplicada en las dos direcciones.

18 comentarios:

  1. Y ¿Cómo ha llegado a bachillerato una persona que con 17 años no entiende las "palabras" escritas?

    ResponderEliminar
  2. No es comprensible que la literatura en el instituto consista en: lectura de un libro horrible de difícil comprensión (por muy rico que sea literariamente) y el aprendizaje de memoria de época, autor, obras, estilo. FIN.
    Creo que tanto el alumnado, como la literatura como la lectura merecen un mejor trato.

    ResponderEliminar
  3. dislexia, es mi teoria

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una visión distinta. Es lógico que TODOS los estudiantes de Bachillerato sepan de la Historia de España (a pesar de ser tan fácilmente manipulable y estar tan manipulada) y no digamos Historia Universal (que no tienen todos). Pero la literatura hispánica no debería ser obligatoria. Para apoyar mi argumento siempre digo los mismo: no es universal, como sí son la Historia, la Economía, la Física, las Matemáticas... No me parece correcto que TODOS deban estudiarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo, por una razón muy sencilla. Es posible que el estudiante no llegue a ser literato, pero puede llegar a ser abogado, científico, ingeniero.. mil profesiones valoradas y buenas en las que el uso de la escritura es vital y la mejor forma de aprender a escribir -bien- es imitar lo leído.

      Eliminar
  5. Pues yo veo más lógico que les hagan leer, por ejemplo a Martín Gaite, antes que a J. D. Salinger. Y por supuesto creo que es tan importante o más conocer nuestra literatura como saber qué es un logaritmo o dónde está el río Yenisei

    ResponderEliminar
  6. Bastante razón creo que tiene la persona que ha escrito el comentario. Muy inculto no parece cuando a penas comete faltas de ortografía en el comentario. Creo que no consigue expresarse tan bien como quisiera, pero el comentario es una joya a analizar.

    Yo leo muchísimo a día de hoy, y os puedo asegurar que no es por la combinación de lectura del Quijote (como quien dice La colmena, Tres sombreros de copa, La Celestina...), más el correspondiente examen. No me leí ninguno de los libros y siempre aprobé la asignatura. Sin embargo ahora leo muchísimo, casi tanto como me dedico a escribir y la literatura me resulta un mundo apasionante. ¿De dónde saqué esa pasión?, ¿cómo despertarla en esos años? Eso es lo que hay estudiar, y tal y como se plantea la educación en las escuelas los resultados están a la vista provocando comentarios tan enconados como los que Desequilibros nos presenta hoy. Muy mal tiene que ver esta persona que se están haciendo las cosas para que viva la necesidad de expresarse en esos términos. Muy cercanos, por cierto, a los que yo hubiera emitido a su edad.

    Creo que el comentario tiene mucho más contenido e interés que lo que deja traslucir a una primera lectura empañada por su vocabulario.

    Os recomiendo ver el documental "Entre maestros" http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-entre-maestros/2018668/

    Sonrisas

    ResponderEliminar
  7. Me pregunto qué sucederá el día que este ciudadano, o cualquier otro, se tenga que enfrentar a la firma de un crédito hipotecario, al condicionado general de una póliza de seguros, al articulado de una ley o a un auto judicial.
    De acuerdo que he puesto los "peores" ejemplos; pero son el día a día de nuestra sociedad.
    Lo digo al hilo del informe que se ha publicado hoy mismo y que sitùa a España a la cola del mundo desarrollado en comprensión lectora y matemáticas.
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/10/07/actualidad/1381178933_752744.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me sirven como ejemplo, porque incluso para alguien que tenga GRAN comprensión lectora, esos que has puesto siguen siendo solamente inteligibles si manejas la jerga y el retruécano que se gastan. Que en esta sociedad tengamos un problema de incomprensibilidad de la justicia (que por ello es un poco menos justa), incomprensibilidad de los términos judiciales de un contrato (los contratos se deberían escribir para el nivel compresor de las personas firmantes, si no me da la sensación de que algo se trata de ocultar), y así.

      Que tengamos un problema de comprensión lectora en este país evidenciado por estudios como el que enlazas, no significa que tengamos que seguir dando los mismos pasos. Más bien al contrario, detectar qué va mal y cambiarlo, y si esas lecturas no les excitan, no les harán aprender. Y si queremos seguir con esas lecturas, tendremos que encontrar la manera de despertarles el interés y la emoción. Y si no estamos dispuestos a hacer ese esfuerzo, tendremos que cambiar la forma de enseñar. Y si no estamos dispuestos a esto tampoco, seguiremos tal y como estamos, con una bajísima comprensión lectora. Pero si hacemos siempre las mismas cosas, no esperemos resultados distintos. Y este comentarista está evidenciando un problema.

      La juventud actual es distinta, ni mejor ni peor, distinta. Yo a su edad estaba pegando palizas y suspendiendo TODO en bachiller, ahora estoy estudiando un máster, poesía moderna en la universidad de Pensilvania, el libro ¿Somos como moros en la niebla? y nosecuantas cosas más. ¿En qué momento cambié?, ¿qué despertó mi pasión? A saber.

      Lo que quería decir antes de desviarme en el anterior párrafo haciendo una pequeña referencia a mi biografía, es que tenemos que aceptar que los jóvenes de ahora no son iguales, necesitan otro tipo de estímulos y de diferente manera, se cansan enseguida y diversión a raudales tienen por otros canales. ¿Cómo despertamos su emoción? Vuelvo a remitir al documental que indiqué arriba: Entre Maestros. Quizás encontremos los esbozos de una guía futura.

      Eliminar
    2. No puedo añadir nada más salvo que estoy de acuerdo.

      Eliminar
  8. Como te comenté en Twitter, en cuanto vi la noticia esta mañana me acordé de tu tuit de ayer y de tu post aquí.

    Creo que una cosa es que te gusten o no las lecturas obligatorias en clase y otra es la comprensión. A mí no me gustaba el Quijote en el instituto (de hecho, me sigo peleando con él), tampoco Crimen y castigo y de la poesía de Gil de Biedma ya ni hablo. Pero entiendo perfectamente el contenido y lo entedía en mis tiempos de instituto, lo valoro y le otorgo su mérito a la obra.

    La persona que escribió el comentario habla de que personas de 17 no entienden las palabras. Ahí hay un problema gravísimo y no es culpa de los que escriben esas obras. Igual, si comprendieran lo que leen, les gustarían un poco más.

    ResponderEliminar
  9. Simplemente no creo que la opinión que transcribes pueda hacerse extensible a todos los que estudian bachillerato. Me cuesta creer que no entienda ni una palabra de ninguna obra literaria. Es más, me cuesta (mucho) creer que (por norma) se pierda en la trama de la adaptación cinematográfica de una obra literaria. ¿Es posible que sus profesores no hayan conseguido despertar en él (o ella) el más mínimo gusto por la la literatura (en su versiones impresa y cinematográfica)? Pues sí. ¿Es posible que simplemente a esta persona le importen un pepino las lecturas, que le aburran soberanamente o que tenga serios problemas de comprensión (y no sólo lectora)? También. A mí la química siempre me pareció un peñazo, pero no justifico mi animadversión hacia esta disciplina intentando (por norma) colocarles el marrón a los que me la enseñaron sin asumir yo ninguna responsabilidad en ese 'fracaso'

    ResponderEliminar
  10. Por complementar un poco la discusión, visión desde el otro lado, desde el punto de vista de la enseñanza: http://www.lapiedradesisifo.com/2013/02/23/para-ense%C3%B1ar-literatura-primero-hay-que-matarla/

    ResponderEliminar
  11. "Me cago en los putos muertos de los deportistas que me obligan a hacer educación física para aprobar enl BUP amargandome la vida si eso no me va a servir para nada"
    "Me cago en los putos matemáticos que me obligan a aprender integrales y derivadas con lo feliz que era yo despejando la x de las ecuaciones"
    "Me cago en tener que aprender cosas nuevas y comprender lo que leo para poder acceder a la universidad"
    En centros de mi ciudad ya están pidiendo adaptaciones de La Celestina y El QUijote en bachillerato, el siguiente paso será leer a SIerra y Fabra hasta 5º de filologia y no lo digo de broma.
    Ha principios del curso pasado vino una pareja a la librería a buscar una adaptación del Quijote:
    -Pero su hija tiene que leerse la obra original, no una adaptación.
    -Es que dice que es muy gordo y con todo lo que tiene que estudiar...
    -Miren, si quiere leerselo que se lo lea y si no pues ella verá, pero para leerse esto que vea la pelicula, es lo mismo. En filologia leer forma parte de estudiar, va junto; si no lee es como si no estudia.

    Y ahora pensemos si no hay que cambiar el modelo de enseñanza desde primaria, con esa actitud. O es culpa de la educación recibida en casa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hija estaba estudiando 1º de filología, no lo he dicho en el comentario :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...