lunes, 2 de diciembre de 2013

El inventor de la máquina del tiempo

H.G.Wells ha pasado a la historia de la literatura como autor de novelas de Ciencia Ficción. La más conocida, seguramente, es La Guerra de los Mundos, que aterrorizó a los norteamericanos con la dramatización radiofónica que realizó Orson Welles el 30 de octubre de 1938.

Otra de las aportaciones de Wells (que no Welles) es la invención de la máquina del tiempo en su novela homónima de 1895. En ella narra las pericias de un viajero en el tiempo aunque no se detiene mucho a profundizar en las paradojas temporales en las que luego se han detenido otros autores.

Tampoco se detiene a hacer una descripción muy detallada ni científica del artilugio, como sí solía hacer Julio Verne, al que describe muy someramente, en un claro intento de dejar al lector el trabajo de visualización mental.

El Anacronópete, de Enrique Gaspar y Rimbau
Lo que poca gente sabe es que la máquina del tiempo no lo inventó H.G. Wells, sino un tal Enrique Gaspar y Rimbau, escritor y autor teatral español. Y en 1887 publica una obra titulada el Anacronópete:
“…debe su nombre a tres voces griegas: aná que significa “hacia atrás”, cronos “el tiempo” y petes “el que vuela”, justificando de este modo su misión de volar hacia atrás en el tiempo;
porque en efecto, merced a él, puede uno desayunarse a las siete en París, en el siglo XIX; almorzar a las doce en Rusia con Pedro el Grande; comer a las cinco en Madrid con Miguel de Cervantes Saavedra -si tiene con qué aquel día- y, haciendo noche en el camino, desembarcar con Colón al amanecer en las playas de la virgen América.”

Iba a extenderme en la semblanza de Don Enrique Gaspar y en la obra, pero este trabajo ya lo hicieron hace unos años en "Enrique Gaspar y la primera máquina del tiempo", en "El anacronópete, la primera máquina del tiempo", en "Para máquina del tiempo, la de don Enrique Gaspar", y en "HG Wells or Enrique Gaspar: Whose time machine was first?", así que no nos extenderemos más.

Sirva esta entrada para dejaros la obra digitalizada íntegramente para su consulta y lectura: el Anacronópete.

El Anacronópete, la primera máquina del tiempo, de Enrique Gaspar y Rimbau



7 comentarios:

  1. Lo tengo, lo leí hace años. Es un libro maravilloso y naif. Muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo he buscado y no he encontrado más que la digitalización que he enlazado. Seguiré buscando.

      Eliminar
  2. Yo llevo años buscando este libro y no ha habido manera, bueno, sí, una vez encontré un ejemplar en Iberlibro a precio de incunable. Los ejemplares que aún hay están a precios que enfrían el entusiasmo rápidamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A falta de pan, de te dejo los 2 enlaces que he encontrado con la obra digitalizada:

      https://archive.org/stream/elanacronpete00gaspgoog#page/n7/mode/2up

      http://sirio.ua.es/libros/BFilosofia/anacronopete/

      Eliminar
  3. Gracias, el de la Universidad de Alicante ya lo conocía, el otro no. Confío de todas maneras en encontrar algún día un ejemplar a un precio razonable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sobre el año 2006 la pubicó la editorial Minotauro, con las ilustraciones originales, si no recuerdo mal. Aquí dejo el enlace a la reseña que hicimos en su día.

    Saludos.

    http://www.solodelibros.es/02/03/2006/el-anacronopete-enrique-gaspar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aportación. No la encontré en su día. Un saludo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...