miércoles, 27 de febrero de 2013

Qvien maltrata vn libro…

Quien maltrata un libro,

lo deshoja, descabala, emborrona, detruye, hurta o esconde,

se confiesa impúreo, blasfemo de la razón y

alcahuete,

que quiere evitar a otros lo que su ánimo flébil
le impide entender.


La imagen la pasó Libros y Literatura por #fb

martes, 26 de febrero de 2013

Motu Proprio

Quién iba a decir que Benedicto XVI iba a hacer tanto por la enseñanza de las lenguas clásicas, en estos tiempos en los que es generalizada la opinión de que no siven para nada. Primero adelanta su dimisión en latín; ahora nos aclara cómo se escribe correctamente "Motu PropRio".

En el uso de la lengua oficial del Estado Vaticano, del que es presidente, comunica en latín su renuncia al papado. Y la noticia se propaga como pólvora encendida gracias a una periodista que entendió diretamente las palabras originales del Papa y no necesitó de comunicado oficial posterior.

Y ahora, en otro alarde del vetusto derecho Vaticano, hace uso de una facultad que le es propia publicando un Motu Proprio, a través del cuál se pueden modificar las fechas para la celebración del Cónclave que nombrará a su sucesor, Espíritu Santo mediante.

Y así es cómo (me apuesto lo que quieran) la mayor parte de los periodistas, lectores de diarios y espectadores de telediarios se ha venido a enterar de que hacer algo "de Motu Propio", es, en realidad hacer algo "Motu PropRio", por iniciativa personal y sin preposición incial.
La redundancia que implica el decir "de" acompañando al ablativo (de motus = movimiento, que ya lo lleva implícito) obliga a decir "propio" como indicativo de una cuestión propia, aunque realmente el "proprius" (su ablativo "proprio") lo que quiere indicar es que "pro prius motus" (por primer motivo, por primera razón, por primer impulso, por primera reacción...) se realiza la acción "motu proprio" como siendo lo primero que se te ocurre hacer. (ver wikipedia)

¿Recuerdan el Ablativo Absoluto?

Nada que ver con la no menos vetusta broma de hacer algo "con la moto propia".

Proprio viene del latín proprĭus , adjetivo en desuso equivalente a propio. Y la expresión Motu Proprio es una locución latina que significa literalmente "con movimiento propio". Y que actualmente la RAE define como:

      1. loc. adv. Voluntariamente; de propia, libre y espontánea voluntad.
      2. m. Bula pontificia o cédula real expedida de este modo.

El egregio Diccionario Latín-Español de Spes, explica:

Proprius -a -um: propio, exclusivo, individual, personal || especial, característico, peculiar, esencial || duradero, estable, constante, permanente.

Y de Motu, encontramos la entrada como participio pasado de Moveo,  'moveô, ês, êre, môvî,môtum': "mover"; y la de Motus -us, movimiento, inquietud, motivo.

Y el Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana de Joan Corominas explica que el término propio, proveniente del latín Proprius, ha dado lugar a derivados como Propiedad, Propietario, Apropiar, Expropiar o Impropio, otro término muy aplicado recientemente a algunos usos y abusos de determanidos miembros, entre otros, de la Curia eclesiástica.

También en inglés encontramos la forma Proper,  con el significado de Apropiado, Adecuado, Oportuno, Correcto; o el Properly, con el sentido de "como es debido".

En francés nos encontramos con que el equivalente al propio castellano se escribe Propre, y añade "propiedades" semánticas que incluyen los sentidos español e inglés.

Y si van al italiano, al portugués o incluso al rumano, (lenguas todas ellas provenientes del latín) verán que en todos ellos se escribe con esa segunda "R", tan incómoda en castellano. Y es que hasta en esto somos diferentes.

Ya ven; y eso que el latín ya no sirve para nada.

lunes, 25 de febrero de 2013

Esto es lo mejor que me has traido nunca para leer

"¡Esto es mucho mejor que cualquier otra cosa que me hayas traido nunca, papá!", le dijo Alice a su padre, después de leer los primeros capítulos de…

Esta es la historia de cómo ese libro vio la luz.

----------

El padre de Alice es editor, especializado en libros infantiles. Y tiene por costumbre llevar a casa libros, notas, cuentos de todo tipo que da a leer a su hija. Una tarde de tantas, Alice, buena lectora pese a su edad, oye a su padre llegar y corre a abrazarlo. Hoy no ha sido un buen día y papá ha olvidado traer alguna lectura nueva para su hija.

Solo lleva consigo un texto poco interesante que ha recibido en la oficina. Escrito con máquina de escribir, no le parece tan estimulante como para que merezca el interés de la pequeña Alice. Pero la cara de la niña, espectante e ilusionada le hace cambiar de opinión y le entrega el manuscrito mecanografiado.

A ella no le importa que el texto destile poca "modernidad" por no estar escrito en ordenador. Alice corre a su cuarto a devorar su nueva adquisición. Una hora más tarde vuelve de su cuarto y le espeta a su padre:
"¡Esto es mucho mejor que cualquier otra cosa que me hayas traido nunca, papá!"
Y le pide el resto del relato. Tiene que haber más; esto tiene que ser el principio; dime que hay más. Por favor.

Barry Cunningham, que así se llama papá, promete a su hija que conseguirá el resto del texto para ella, ya que tanto le ha gustado.

Al día siguiente, Barry recuerda la promesa realizada a su hija y ofrece un adelanto de 1500 libras por el manuscrito completo. La agencia literaria no regatea y traslada el interés del editor al autor del texto.

No tiene nada claro que vaya a recuperar la inversión, pero dedice de todas maneras publicar la historia, aunque solo sea para que su hija pueda leerlo en formato libro.
Al poco rato, la agencia devuelve la llamada y confirma el interés de la autora -se trata de una mujer- en la oferta del editor.

En pocos días está firmado el contrato de edición. Y el señor Cunningham decide "regalar" un bientencionado consejo a la joven autora. Su experiencia le dice que publicar no es sinónimo de éxito. Y recomienda a la autora, separada, con hijos y graves problemas económicos, que busque un empleo distinto al de escribir porque no cree que pueda vivir de escribir cuentos para niños.

La autora, de nombre Joanne, acepta el consejo; pero el proceso editorial no se detiene.
Se realiza una modesta edición de 1000 ejemplares, la mitad de los cuales van directamente a bibliotecas. El resto se pone a la venta… y se venden.

A día de hoy, esos ejemplares de la primera edición están muy cotizados; la editorial Bloomsbury, que así se llama la editorial de papá, es una de las editoriales más importantes del mundo; y su autora, ya no tiene problemas económicos y firma bajo un pseudónimo que comienza con J.K. Lo que sucedió a partir de entonces es conocido.

Porque el libro del que hablamos lleva por título "Harry Potter y la piedra filosofal".

-----
La historia la cuenta Santiago Posteguillo en La noche en que Frankestein leyó el Quijote. Ed. Planeta. Barcelona 2012.

Libro que #recomiendoleer, y en el que nos cuentan la vida secreta de lo libros (porque los libros tienen otras vidas).

Y coincido con Posteguillo en que el mérito de J.K. Rowling reside, fundamentalmente, en haber conseguido enganchar a la lectura a toda una generación de lectores jóvenes (y no tanto), que le han perdido el miedo al número de páginas de un libro.
Y para los vagos irredentos, también hay adaptaciones cinematográficas muy dignas.

La contaportada dice así:

"¿Quién escribió las obras de Shakespeare?
¿Qué libro perseguía el KGB?
¿Qué novela ocultó Hitler?
¿Quién pensó en el orden alfabético para organizar los libros?
¿Qué autor burló al índice de libros prohibidos de la Inquisición?

Estos y otros enigmas literarios encuentran respuesta en las páginas de La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, un viaje en el tiempo por la historia de la literatura universal…"

jueves, 21 de febrero de 2013

La ciudad más literaria del mundo: Dublín

Hay ciudades que nos resultan familiares sin haberlas visitado, tal es la cantidad de iconos arquitectónicos que atesoran o la sobreexplotación que de sus calles se ha hecho en el cine.
Nueva York, Londres, París, Roma, Río de Janeiro, Sydney, Venecia, El Cairo… tienen perfiles que las hacen perfectamente reconocibles para cualquier espectador.

Pero hay una ciudad que muy poca gente reconocerá a simple vista pero que merece, sin duda, el título de la ciudad más literaria del mundo: Dublín.



------------

¿Por qué Dublín? Pasen y vean.

Su nombre mismo en gaélico es de lo más sugerente: Baile Átha Cliath; [bˠalʲə aːha klʲiəh] si se atreven a pronunciarlo. Fundada por los Vikingos en 841, (aunque ya hay asentamientos documentados en el s. II) originalmente se llamó Dubh Linn, "laguna negra", en referencia al lugar en el que fue fundada, pero que fue drenada y desecada a principios del s. XVIII debido la expansión de la ciudad.

Por qué su nombre oficial en la lengua local pasó del Dubh Linn original a Baile Átha Cliath (en referencia a un vado del río compuesto de caña y mimbre) es cosa de los documentos medievales. Sin embargo hoy se la conoce en todo el mundo como Dublín y no como BÁC.

Pero volvamos al tema que nos ocupa. Ninguna ciudad ha visto nacer tantos talentos literarios como Dublín, ni tiene entre sus hijos a tantos ganadores del Nobel de Literatura, ni se respira entre sus calles tanto ambiente literario. Por ello, la UNESCO le otorgó en 2010 el título de Ciudad Literaria.

No pretendemos hacer una reseña de cada uno de ellos; ni tan siquiera están todos los que son; solo les mostraremos la puerta para que ustedes, si quieren, la atraviesen. Y ya puestos, para que lean alguna de sus obras.

William B. Yeats. Poeta y dramaturgo, también se dedicó a la política ejerciendo el cargo de senador.
Otro gran poeta, el norteamericano y controvertido Ezra Pound, fue su secretario durante algunos años.

Premio Nobel en 1923, él mismo fue consciente de que ese galardón no le era concedido únicamente por sus méritos literarios, que no son pocos, sino como representante de la literatura de Irlanda, país que había visto reconocida su independencia del Reino Unido en 1922


George Bernard Shaw. Otro Nobel de Literatura. Esta vez en 1925. Su obra más famosa es, seguramente, Pigmalión, de la que él mismo realizó el guión cinematográfico, por el que obtuvo el Oscar de 1938 al mejor guión. Esto le convirtió en el primer hombre en ganar un Nobel y un Oscar.

Años más tarde, y tras el éxito en roadway del musical,  George Cukor dirigió en 1964 otra adaptación, My Fair Lady, protagonizada por Audrey Hepburn.

Una estatua de Shaw se encuentra en la National Gallery of Ireland, institución a la que legó parte de su patrimonio. También podrás tomar una pinta en el Pub que lleva su nombre.


Samuel Beckett. El tercer Premio Nobel de la lista, en 1969. 

El teatro contemporáneo tiene una dueda contraída con Beckett por su Esperando a Godot, muestra fundamental del Teatro del Absurdo.

A pesar de no querer contribuir a la "pesadilla de la historia", firmó en septiembre de 1967 un manifiesto de protesta contra Franco en el diario Le Monde con motivo de la encarcelación en España del dramaturgo Fernando Arrabal.

En Dublín hay un puente en su honor. A ver si adivinan quién fue el arquitecto.


Oscar Wilde. Ingenioso, mordaz, se topó con toda la intransigencia de la sociedad victoriana por su condición de homosexual, lo que le llevó a pasar por la cárcel por sodomita e indecente.

Seguramente les suenan El retrato de Dorian Gray o La importancia de llamarse Ernesto, ambas llevadas al cine. Les dejo con dos frases que retratan bien el genio de Wilde, todavia vigente:

"El periodismo es ilegible y la literatura no se lee".

"Por norma, me desagradan los modernos libros de memorias. Suelen estar escritos por personas que o bien han perdido por completo la memoria o nunca han hecho nada digno de ser recordado"

Una estatua en su honor se encuentra en Merrion Park en Dublín.


Jonathan Swift. Cronológicamente, el primero de ellos.

En este blog ya hemos hablado de él en un par de ocasiones, así que les dejo con esas dos historias que valen por sí mismas como retrato del personaje, más allá de sus Viajes de Gulliver:

- "Una modesta proposición para que los hijos de los pobres no sean una carga para sus padres o el país"
- "El escritor frente al farsante: de cómo Jonathan Swift desenmascaró a John Partridge".

En la catedral de St. Patrick hay un monumento en su honor.


Bram Stoker. Más famoso que él mismo es su personaje principal, Drácula, que ha tenido muchas más vidas de las que el propio Stoker le dio.
Lo que seguramente no saben es que su paso por la universidad fue para licenciarse en Matemáticas y Ciencias.

Su afición a los relatos de terror le vino desde niño, cuando, obligado a estar postrado largas temporadas por su frágil salud, su madre le entretenía con cuentos de fantasmas y misterio.


James Joyce. Dejamos para el final el, acaso, más relevante de todos ellos. En torno a su figura y su obra se articula parte de la vida cultural y literaria de Dublín.

Aunque su Ulises es considerada como una de las obras maestras de la literatura universal, apuesto a que sus lectores son la minoría más grande de cuantas existen en literatura, quizá a la par de las de Proust o Góngora.
Y si no me creen, intenten encontrar una traducción al castellano de Finnegans wake, tal es su estilo experimental y complejidad literaria y lingüística. Simplemente no existe. Incluso José María Valverde, el mejor traductor del Ulises, declinó participar en ese proyecto.

La novela del Ulises se desarrolla en una única jornada, un 16 de junio. Ese día se celebra el Bloomsday, en honor a Leopold Bloom, personaje principal de la obra. Y desde 1954 se celebra en Dublín y en otros muchos lugares del mundo.

La celebración consiste en emular al personaje, recorrer los mismo lugares, incluso comer y cenar lo mismo que los protagonistas. Una "frikada" literaria, si quieren; pero si se quieren tomar ese día una buena pinta de Cerveza Negra Irlandesa, asegúrense de entrar en un Pub Irlandés, no esconcés, galés o inglés. @calocen puede dar fe.

Si van a estar en Dublín un 16 de junio, aquí les dejo una guía para no perderse.


 ------
 Bibliografía:
Dublineses famosos.
Dublín, ciudad literaria por la Unesco, página oficial
Dublín, ciudad literaria de la Unesco.
Dublín, destino literario.
BloomsDay.
William Butler Yeats: The Poetry Foundation.
Museo de los escritores de Dublín.
Dublín: paraíso y edén en la isla mágina.
Los Pubs literarios de Dublín.

martes, 19 de febrero de 2013

Vuestra sociedad está condenada

"Cuando notéis que el comercio se efectúa, no por consentimiento de sus partes, sino por obligación;

Cuando veáis que para producir necesitáis obtener autorización de quienes no producen nada;

Cuando observéis que el dinero fluye hacia quienes trafican no con bienes, sino con favores;

cuando os déis cuenta de que muchos se hacen ricos por el soborno, por la presión más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos, sino que, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted;

cuando reparéis en que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en sacrificio,

entonces podréis asegurar, sin temor a equivocaros, que vuestra sociedad está condenada.”
Ayn Rand. 1950

----

Ayn Rand es el seudónimo literario de la escritora y filósofa estadounidense de origen ruso Alissa Zinovievna Rosenbaum.

Nacida en San Petersburgo, detestaba la rusia postrevolucionaria y emigró a Estados Unidos a mediados de la década de los años 20 del siglo pasado. Obtuvo la ciudadanía estadounidense en 1931.

Pese a abrazar su nueva condición de ciudadana de EE.UU. casi con la fe del converso ("Puedo decir, y no como un mero patrioterismo, sino con el conocimiento completo de las necesarias raíces metafísicas, epistemológicas, éticas, políticas y estéticas, que Estados Unidos de América es el más grande, noble y, en sus principios fundadores originales, el único país moral en la historia del mundo"), escribió una novela, titulada La rebelión de atlas, en la que vierte frases como las citadas al comienzo de esta apunte.

Se trata de una obra compleja, filosófica y alegórica, y fue calificada por los propios estadounidenses como la novela que más había influido en sus vidas (después de la Biblia, cómo no).

Y, como sucede con las clásicos,  sus palabras siguen vigentes pase al paso de los años.

Si quieren leer la novela La rebelión de atlas, sigan el enlace para descargar el pdf.

--------
Bibliografía:

• La referencia la he obtenido a través del Abogado de Fundaciones.
• Podéis encontrar más citas de Ayn Rand en jrzorita.blogspot.com
La Rebelión de Atlas: La novela que quiso cambiar el mundo cumple 50 años.
• La wikipedia dedica una completa entrada a Ayn Rand.

viernes, 15 de febrero de 2013

La Dama y el Diplomático. Leyenda urbana

Una leyenda urbana es un relato folclórico contemporáneo, que debe su calificativo de "urbana" a que se enmarca en una sociedad industrial y moderna. Poco que ver, como ven, con las leyendas tradicionales que tienen su origen en mitos clásicos o creencias antiguas, más propias de sociedades rurales o de tiempos pretéritos.
Y nada que ver con las supercherías, bulos y sucesos "extraordinarios" que pueblan nuestros buzones de correo, redes sociales y medios de comunicación.

Una de estas auténticas leyendas urbanas comtemporáneas es la que relata "La Dama y el diplomático", editada por Esfinge siglo XXI en su colección de novela gráfica Fastasmagoría.

La historia trancurre una noche de Carnaval, en el Madrid de mediados del siglo XIX. Dos extraños se cruzan en un baile de máscaras… cruzan miradas, bailan al compás del destino y el tiempo parace detenerse…

El guión de Frank Palacios y las ilustraciones de Josema Carrasco,  parten de un riguroso y exhaustivo trabajo de inventigación y documentación para continuar con un proceso de creación innovador tanto en la narración como en la ilustración.

Texto conciso sin adornos y ambiente nocturno intrigante que te convierte en protagonista, para una historia cuajada de escenarios familiares, con todos los ingredientes del misterio, dosis de inquietud, de ansiedad, de irrealidad.

El (in)esperado desenlace… hasta aquí puedo leer.

Sumerjanse en su lectura pausada y dejense seducir por sus cuidados escenarios para transportarse al mundo en que se mezclan realidad y ficción.

Ilustración de Josema Carrasco para "La Dama y el Diplomático"
#recomiendoleer

jueves, 14 de febrero de 2013

Dimita; mita


-------
Viñeta de Cano para Heraldo de Aragón, 14 de febrero de 2013.

Disculpen al calidad de la imagen. Es una foto de teléfono móvil. No hay enlace web.

lunes, 11 de febrero de 2013

Las últimas palabras del Che Guevara

Guevara señala a la maestra una frase que está escrita en la pizarra y le dice que está mal escrita, que tiene un error: "le falta el acento". La frase era "Yo sé leer".

---------------

"Antes de ser asesinado, Ernesto Che Guevara pasa la noche previa en la escuelita de La Higuera. La única que tiene con él una actitud caritativa es la maestra del lugar, Julia Cortés, que le lleva un plato de guiso que está cocinando la madre.

Cuando entra, está el Che tirado, herido, en el piso del aula.

Entonces -y esto es lo último que dice Guevara, sus últimas palabras-, Guevara señala a la maestra una frase que está escrita en la pizarra y le dice que está mal escrita, que tiene un error.

Él, con su énfasis en la perfección, le dice: "le falta el acento".

Hace esta pequeña recomendación a la maestra. La pedagogía siempre, hasta el último momento.

La frase (escrita en la pizarra de la escuelita de la Higuera) es "Yo sé leer".

Que sea ésa la frase, que al final de su vida lo último que registre sea una frase que tiene que ver con la lectura, es como un oráculo, una cristalización casi perfecta.

Murió con dignidad con el personaje del cuento de London*. O, mejor, murió con dignidad, como un personaje de una novela de educación perdido en la historia".

* Se refiere al cuento de Jack London, "encender una hoguera".

-----
Ricardo Piglia; El último lector. Ed Anagrama. Madrid 2005.

Nota: ya sé que se le atibuyen al Che otras últimas palabras más heróicas, como las descritas en "Las últimas palabras del Che",  "Las últimas palabras de Ernesto Che Guevara antes de morir", o en "las últimas palabras del Che Guevara, por el mismo que lo ejecutó".

Seguramente no sean estas que les traigo las verdaderamente útimas palabras del "Che". No me lo imagino callado ante sus captores, ni sumiso ante su fisulamiento.

Sea como fuere, este pasaje de Piglia está desprovisto, por inusual, de la épica que los hagiógrafos del "Che" han querido darle a toda su peripecia vital.

Como éste, sacado de uno de los enlaces citados más arriba:



Si quieren saber más:
La biblioteca del Che en Ñancahuazú.
La muerte del Che Guevara y el protagonista ignorado.

Fuese y no hubo nada

Voto a Dios que me espanta esta grandeza
y que diera un doblón por describilla,
porque ¿a quién no sorprende y maravilla
esta máquina insigne, esta riqueza?

Por Jesucristo vivo, cada pieza
vale más de un millón, y que es mancilla
que esto no dure un siglo, ¡oh gran Sevilla,
Roma triunfante en ánimo y nobleza!

Apostaré que el ánima del muerto
por gozar este sitio hoy ha dejado
la gloria donde vive eternamente.

Esto oyó un valentón y dijo: "Es cierto
cuanto dice voacé, señor soldado,
Y el que dijere lo contrario, miente."

Y luego, incontinente,
caló el chapeo, requirió la espada
miró al soslayo, fuese y no hubo nada.

---
Miguel de Cervantes. "Al túmulo delo Rey Felipe II en Sevilla".
Cambien vds. el túmulo por el proyecto que más les convenga.

viernes, 8 de febrero de 2013

jueves, 7 de febrero de 2013

Películas de Disney y las novelas en las que están basadas

Muchas de las películas de animación de Disney están basadas en novelas y relatos, algunos de ellos, de autores de reconocido prestigio en la literatura universal.

Aquí tenéis un recopilación de los personajes que Disney creó y las novelas en las que se inspiraron.

Hemos añadido el enlace a cada una de las obras que, afortunadamente, ya pertencen (la mayoría) al dominio público y están disponibles para su descarga y/o lectura.

La imagen no es mía (me la mandó Duke por email, sin referencia de autoría).


peliculas-disney-novelas


Y este es el listado de las obras y sus autores:

• Blancanieves, de los Hermanos Grimm

• Las aventuras de Pinocchio, de Carlo Collodi

• Bambi, una vida en el bosque, de Felix Salten

• Cenicienta, de Charles Perrault

• La Bella durmiente, de Charles Perrault

• Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll

• Peter Pan, de J.M. Barrie

• 101 dálmatas, de Dodie Smith

• La espada en la piedra, de T.H. White

• El libro de la selva (El libro de las tierras vírgenes), de Rudyard Kipling

• La bella y la bestia, de Jeanne-Marie LePrince de Beaumont

• El jorobado de Notre-Dame, de Víctor Hugo

• Winnie The Pooh, de A.A. Milne

• El zorro y el sabueso, de Daniel P. Mannix

• Oliver Twist, de Charles Dickens

• La sirenita, de Hans Christian Andersen

• Tarzán de los monos, de Rice Burroughs

• La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson

• Tiana y el sapo, de E.D. Baker, adaptación de la obra de los hermanos Grimm, el príncipe rana

• Rapunzel, de los Hermanos Grimm

-----------
#recomiendoleer 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...