miércoles, 27 de agosto de 2014

Si "increíble" es que NO se puede creer… ¿por qué inflamable es que SÍ puede arder?

El prefijo in- y el sufijo -ble, añadidos a determinadas acciones, las transforman en adjetivos que aportan el matiz de que dicha acción no se puede hacer o es muy difícil de realizar.

increíble, intolerable, imponderable, inmarcesible, inextricable, irrompible

Sin embargo… ¿qué pasa con inflamable o con inhalable? ¿Por qué estos adjetivos expresan precisamente lo contrario, que sí se puede hacer?

Aunque haya quienes creen que estudiar latín no sirve para nada, la explicación a este "misterio" lingüístico se encuentra precisamente en la lengua de la que deriva el castellano.



Siempre nos ha intrigado esta aparente contradicción, así que le remitimos a la RAE nuestra extrañeza a través de su fomulario de consulta:

Tengo una duda sobre los adjetivos formados con el prefijo in- y el sufijo -ble.

Algunos indican que algo no se puede hacer o no puede suceder:
indudable
inextricable
intangible…

Sin embargo, otros indican precisamente lo contrario; que sí se produce o es posible hacerlo:
inflamable
inhalable

Parece que es una cuestión del verbo original, de si ya comienza o no por -in.

Pero, ¿hay alguna norma que rija la formación de este tipo de adjtivos con estos sentidos aparetemente contradictorios?

La verdad, la RAE siempre ha respondido con rapidez y claridad a todas las dudas que les he planteado; y esta no ha sido una excepción. He aquí su respuesta:
En efecto, el constituyente in- que aparece en inflamable e inhalable pertenece a las bases verbales inflamar e inhalar.

Estos verbos proceden directamente del latín, y en ellos el constituyente in- es un prefijo locativo  que indica 'lugar en donde'.

De ahí que los adjetivos en -ble que usted señala (inflamable e inhalable) carezcan de contenido negativo.

No sé si la explicación ha quedado lo suficientemente clara para quienes no tengan muy actualizados sus apuntes de lengua del colegio. Por eso vamos a hacer añadir algunos matices.


IN-: Si acuden al diccionario y consultan la entrada in-, verán que tiene 2 acepciones:

1.- a la que hace referencia la respuesta de la RAE: Prefijo procedente del latín in-, hacia dentro. Suele significar 'adentro' o 'al interior'.
Incluir, insacular, importar, irrumpir.

2.- También precedente del latín in-, pero de valor negativo o privativo.
Indica negación o privación. Se convierte en im- ante b o p, y en i- ante l o r:
Inacabable, incomunicar, irreal, ilegal.


-BLE: También en el diccionario, nos encontramos con:

Sufijo. Indica posibilidad pasiva, es decir, capacidad o aptitud para recibir la acción del verbo.
Si el verbo es de la primera conjugación, el sufijo toma la forma -able. Prorrogable.
Si es de la segunda o tercera, toma la forma -ible. Reconocible, distinguible.


Dicho lo cual:

1.- Si aparece el constituyente -in incluido en la acción del verbo, estamos ante la primera acepción del prefijo in-.
Así que los adjetivos derivados de esos verbos a los que se añade el sufijo -ble tendrán siempre el sentido de que sí se puede realizar la acción que el verbo indica:
Incluible, importable, inflamable, inhalable

Estos adjetivos suelen derivar directamente de verbos latinos que ya incluían "de serie" esa acepción locativa de -in, y por tanto no se construyen añadiendo el prefijo a una acción dada.
De hecho, en inglés, por ejemplo, el término equivalente no lleva ese desconcertante -in al principio: flammable.


2.- Sin embargo, si el verbo que expresa la acción no viene del latín "de serie" con ese constituyente -in, y se lo añadimos nosotros junto al sufijo -ble, entonces sí le estamos dando el sentido privativo o excluyente:
increíble, intolerable, imponderable, inmarcesible, inextricable, irrompible
Si volvemos al inglés como ejemplo, también unbelievable se construye de igual manera que su equivalente castellano.

He aquí la explicación. No sé si ha resultado incomprensible o si es importable a vuestro acervo cultural.

---
P.D. El caso concreto de Inhalable merece una explicación más detallada. 

Quizá te interese:
¿Para qué sirve hoy el latín? 
De "lengua muerta" el latín no tiene nada.

8 comentarios:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=NfJdL583-UA

    ResponderEliminar
  2. La mejor prueba que se me ocurre es" ininflamable". Un "in" de serie y el otro que niega. Tiene sentido porque los dos "in" no son equivalentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ignífugo o incombustible. De nada.

      Eliminar
  3. En inglés también existe "inflammable", de hecho es la forma original (desde 1600 aproximadamente). La palabra "flammable" aparece mucho más tarde y se derivó por hipercorrección, precisamente para evitar la aparente ambigüedad que comentas.

    According to Merriam-Webster's Dictionary of English Usage, back in the 1920s the National Fire Protection Association urged people to start using the word 'flammable' instead of 'inflammable' (which is the original word) because they were concerned some people might think inflammable meant not-flammable.

    ResponderEliminar
  4. Como dice el doctor Nick: ¿Inflamable significa flamable? ¡Qué país este!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. inflamable más bien significará flamable por dentro o desde dentro...

      Eliminar
  5. ¡Hola!

    Gracias por enseñarnos estas cosas :)

    Lo siento pero no he entendido tu explicación del primer caso. Dices " Si aparece el constituyente -in incluido en la acción del verbo, ". ¿Cómo sabes que un constituyente está incluído en la acción del verbo? la verdad, aunque sólo sea por la forma aparente, no veo diferencias entre inflamable o con inhalable y increíble, intolerable, imponderable, inmarcesible, inextricable, irrompible etc.

    Ya sé que este hilo es de hace tiempo, pero si me contestaras te lo agradecería :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se entiende que el constituyente -in está incluido en la acción el verbo cuando la palabra original latina ya lo incluye:

      "el constituyente in- que aparece en inflamable e inhalable pertenece a las bases verbales inflamar e inhalar.
      Estos verbos proceden directamente del latín, y en ellos el constituyente in- es un prefijo locativo que indica 'lugar en donde'."

      En los otros casos, -in es claramente un prefijo añadido a la acción del verbo, como en los casos de in-tolerable, que no se puede tolerar; o increible, que no se puede creer.

      Espero haberte aclarado tus dudas.

      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...